top of page
  • Foto del escritorClínica Dr. Roberto Raña

Comienza el verano: recomendaciones ante olas de calor

Comienza la temporada de verano y es importante tener en cuenta que el calor excesivo puede tener un impacto en la salud de las personas, sobre todo para grupos de riesgo, como: personas mayores, bebés, niños, mujeres embarazadas y en lactancia, personas con alguna enfermedad crónica o con sobrepeso o personas expuestas al calor en su ambiente laboral.




Las recomendaciones para lugares cerrados son:

·         hidratarse

·         tomar agua con mayor frecuencia (aun cuando no se sienta sed)

·         Evitar bebidas con cafeína o con azúcar en exceso, muy frías o muy calientes.

·         Incorporar frutas y verduras a la alimentación y evitar las comidas abundantes, así como la realización de actividad física intensa.

Para el cuidado de la salud en la vía pública se sugiere:

·         Evitar la exposición directa al sol en los horarios de mayor temperatura (de 10 a 16 horas)

·         Utilizar protección solar

·         Mantenerse hidratado y consumir agua con mayor frecuencia (aun cuando no se sienta sed).



Asimismo, se recomienda prestar atención a signos como:

·         sed intensa y sequedad en la boca

·         Temperatura corporal mayor a 39º C

·         Sudoración excesiva

·         Sensación de sofocación

·         Piel seca

·         Agotamiento

·         Mareos o desmayo

·         Dolor de estómago, náuseas o vómitos

·         Falta de apetito

·         Dolor de cabeza



Con respecto a los más pequeños, es conveniente ofrecerles continuamente líquidos, preferentemente agua o jugos naturales, sin esperar a que los pidan. En el caso de lactantes es recomendable darles el pecho de manera más frecuente. Respecto a la vestimenta, procurar que vistan con ropa holgada, liviana, de algodón y de colores claros, bañarlos y/o mojarles el cuerpo con frecuencia, evitar que se expongan al sol, especialmente de 10 a 16 horas. En todo momento es recomendable colocarles gorro, protector solar y mantenerlos en lugares bien ventilados o con aire acondicionado.


En bebés, es importante asegurarse de que la piel no se encuentre muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal.


En relación a las personas adultas mayores, mientras dure la ola de calor se sugiere no salir a la calle sin compañía y en caso de sentirse mareado o muy afectado por las altas temperaturas se debe prescindir de salir al exterior para que el calor no refuerce negativamente la sintomatología.

 

 

18 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page